Yosemite

El Capitan, presente en todo momento desde la llegada al valle
El Capitan, presente en todo momento desde la llegada al valle

Saliendo del HD

     Con solo oir este nombre, se desencadena una avalancha de pensamientos en la mente de cualquier escalador; a todos nos ocurre que la maquinita de pensar se pone en marcha evocando momentos de la historia de la escalada,  momentos vividos en primera persona o las ganas que unos y otros han despertado a base de tantas horas dedicadas a ese mítico lugar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

   Cuando llegas por primera vez, se da un proceso similar al de aclimatación a la altura, hay que ir adaptándose poco a poco, sín prisas pero sin pausas, aquí todo requiere una comprensión e interiorización, hay que ir ajustándose a los nuevos parámetros y valores, desde el alojamiento, movilidad por el valle hasta llegar a localizar e identificar las diferentes paredes, accesos y vías a las que tanto tiempo y esfuerzo previo hemos dedicado. Desde cualquier punto del valle , siempre tienes a vista un sinfín de grandes paredes a cual mas deseable, y rápidamente comienzas a sentir ganas de meterte en todas; sin dejar de lado las que ya traías en mente desde hace mucho, pero que mucho tiempo.

    Pasado ese primer golpe, todo empieza a rodar, y hay tiempo para escalar en libre, planear las próximas escaladas, contactar y charrar con otros escaladores procedentes de cualquier rincón del mundo, ir habituándose a los bichos, que te encuentras por cualquier sitio y momento; y que no desaprovechan la menor oportunidad de birlarte algo de comida, ante lo que hay que ser muy precavido, sobretodo con los osos, que son muy parecidos al oso yogui pero sin corbata.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


A partir de ahí todo se limita a la rutina del escalador, sube, petatea, baja, descansa, planea y vuelta a comenzar, de esta guisa se van pasando los días  y las vías, a la vez que vas viendo, como previamente le ha ocurrido a todo el mundo, gente que llega  y gente que se va, con los que tan buenos momentos se pasan en los ratos en común.

     Pero sin quererlo, el tiempo va pasando y se consumen las vacaciones, llega un día en el que hay que dejar el valle y poner rumbo de nuevo a casa. Es el momento también de aprovechar y para que no se diga, hacer algo de turismo y dejarse caer por alguna de las grandes ciudades de los EEUU, en nuestro caso pasamos un par de días en San Francisco, con su impresionante puente colgante, sus interminables calles que suben y bajan a través de las colinas que tantas veces hemos visto en el cine, y un sinfín de tópicos que te hacen dudar si estas viendo o viviendo una película.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

     De lo que si estoy seguro que no nos libramos nadie de los que por allí hemos pasado, es que tal y como estas subiendo de nuevo al avión, comienzas a hacer una lista de todas las vías, zonas, paredes y cosas que te gustaría hacer en la siguiente visita a estas tierras.

Amanecer  en el valle, con el Half Dome de fondo
Amanecer en el valle, con el Half Dome de fondo
Anuncios

2 comentarios en “Yosemite”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: