Bugaboos; Rocky Mountains. Canadá.

A nadie se le escapan las grandes posibilidades de Norteamérica para la escalada y la aventura, y es que es difícil encontrar otro lugar en el que todo sea tan desmesurado y enorme, lo que da pie a lo desconocido. Eso ocurre con Bugaboos que pasa por ser un sitio bestial para la escalada alpina y sin embargo en este lado del Atlántico apenas es conocido.

De entrada, llegar ya tiene su aventurilla, sobretodo para los europeos; la variedad de bichos que nos encontramos, no todos tan inofensivos como parecen, ponen la guinda a los 50 km de pista forestal que hay que recorrer para llegar al parking, donde toca atrincherar el coche para que los erizos (esos indefensos animalitos) no se te coman las partes blandas del coche y te dejen mas tirado que una zapatilla vieja en un sitio donde no sobregan las gruas.

Tras el pertinente pateo de aprox. 3 horas, llegas, por fin , al campamento. Una vez más hay que prevenirse de ardillas y pequeños roedores para que no se te coman la comida. ¡en fin, estamos en su casa!

Y ahora si, a escalar…

Al principio, cuesta situarse, accesos por glaciares, rapeles justo por donde no has subido, y todos esos avatares que hacen que la actividades pasen a llamarse alpinismo más que simple escalada. Además, estamos en Norteamerica, hay que hacerse a la idea que no encontraremos nada en las vías, escasamente algún seguro en alguna reunión y poco más, hay que llevar material para proteger largos bastante largos y poder montar la reunión; por contra los descensos en rapel, estan montados con material moderno y seguro.

Una vez que te vas orientando entre tanto Spire, las escaladas se van sucediendo en un intento de subir a todos los pirulos, que llaman la atención por sus lineas y su proximidad, ya que tal y como vas escalando unos, vas obteniendo mejores y más perspectivas y vistas de los restantes con lo que la espiral va en aumento que no veas.

La escalada es principalmente sobre fisuras de toda anchura, y roca muy pero que muy buena, eso no quita tener precaución con algunos bloques, no hay que olvidar que estamos en alta montaña.

Como pared ideal para tomar contacto están las Crescents Spires, a poco más de media hora del campamento, con vías de poco más de doscientos metros y un descenso rápido por rapel, son ideales para aclimatación, días tontos o con mala predicción de meteo.

Dependiendo de donde vayamos a escalar, podremos dejar el calzado, los crampones y piolets a pie de vía o cargar con ellos durante la vía, aparte, no hay que olvidar subir ropa de abrigo y el gore. Siempre se está a tiempo de pasar rasca o que te pille la tormenta imprevista.

Visto lo visto, no resulta extraño que haya gente a la que le pille el negro y tenga que vivaquear, prueba de ello son las luces de frontales que se pueden ver en los recorridos de descenso bien entrada la noche, o mientras aproximas a alguna pared.

A un par de horas en coche encontramos el pueblo de Hot Springs, buen lugar para darse un respiro y descanso, comprar comida y retomar energías para volver a la carga….

Y es que los Bugaboos son muy grandes y siempre quedan cosas pendientes…

PD: Gracias a tod@s los que de una u otra manera y  en un momento u otro, nos han echado un cable y ayudado para que esta batallita haya sido posible. Muchas gracias a todos.