Triada Galayera.

Triplete en Galayos.

Pensar en los Galayos siempre ha sido sinónimo de lejanía y horas de viaje, sin embargo, nada más lejos de la realidad, en menos tiempo que cuesta llegar a Pirineos te plantas en Guisando.

Con el chip renovado, hemos escalado tres vías en tres de sus agujas, con sus respectivas subidas y bajadas desde el coche. Como dicen algunos, “Todo entrena”.

La primera vía fue el Gran diedro o Ayuso Rivas a la Punta Mª Luisa; no nos defraudó en absoluto, el tercer largo es fantástico, largo, mantenido y fácil de proteger; el último con un tramo de chimenea peculiar puede hacer sufrir a más de uno.

A continuación escalamos la Gerardo-Rafa a la punta Amezúa, en esta aguja las vías tienen mayor recorrido; la Gerardo-Rafa es una clásica de dificultad con un recorrido muy lógico en el que hay que mantener el tipo hasta el último largo. Para variar se nos ocurrió bajar por el Espaldar, que permite conocer la vertiente opuesta a costa de una buena vuelta y un descenso directo hasta el camino, ya casi llegando al coche.

Para acabar el periplo, nos recomendaron la Santiago Rodolfo, con una aproximación un poco más corta y protegida del sol hasta bien avanzada la mañana. De la vía, destacar el primer largo, espectacular y mantenido que deja buen sabor de boca y te prepara para el resto de la vía, en la que encontramos diedros, fisuras estrechas, algún tramo de chimenea que redondean una vía de cinco estrellas.

En resumen, un lugar a tener muy en cuenta por los escaladores alpinos, en el que se mantiene viva la más estricta ética y respeto por la esencia y estilo de las vías.20160702_162543

20160702_162641

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.