Valmalenco, 2º pegue.

Tras la primera visita a la zona de Valmalenco, y vistas las posibilidades que hay para las cascadas, aprovechamos los contactos para conocer las condiciones y nos decidimos a hacer una segunda y visita-pegue a la caza de las diversas cascadas que nos quedaron pendientes tras la primera visita.

Con solo cuatro días, y en plan “exprés con estrés”, volvemos al valle y conseguimos escalar tantas cascadas como días de viaje. ¿quien da más?

Para redondear el viaje, el ultimo día nos metimos en una corta pero intensa cascada que con solo dos largos nos dio “pal pelo”,  además de la correspondiente ducha de agua fria, en la que se convertía  tal y como el sol entraba en la pared y la iba deshaciendo literalmente. “cosas de escalar al sol”.

tras bajar de la cascada, rápidamente a recoger trastos que nos espera el avión.